Crónica 10 km de Oviedo

Después del Duatlón Cross del día anterior, llegaba una nueva competición, los 10 km de Oviedo (llamados Rexona Street Run o no se qué). Nunca había hecho dos competiciones tan seguidas y, sobre todo, tan exigentes, y no sabía muy bien como iba a responder. La carrera comenzaba a las 10 de la mañana y junto al hecho de tener que adelantar la hora, nos dejaba una hora de descanso y de sueño menos para poder recuperar mejor. Por otro lado, seguía con algunas molestias lumbares, pero algo menos de lo que tenía el día anterior. Un buen desayuno, preparar material (corrí con las Adidas Adizero Adios) y bajar andando hasta el centro de Oviedo para calentar y preparar la salida.

10 km Oviedo

De manera puntual se dio la salida a la carrera. No me coloqué en una zona muy delantera, pero tampoco muy atrás, además el ritmo fuerte con el que suele salir la gente me ayudó a ir cómodo al principio. Había pensado que si quería bajar de los 40min tenía que ir los 5 primeros km bastante fuertes muy por debajo de 4’/km y luego aguantar lo que pudiera, pero al final decidí ir mejor a un ritmo constante alrededor de los 4’/km, segundo arriba, segundo abajo. Primeros kilómetros en los que me sentía cómodo a ese ritmo pero sabía que lo bueno estaba por llegar a partir del km 5, con la subida al Campillín y al Auditorio de Felipín. Estas subidas se notaron en el ritmo que bajó hasta los 4’13″/km en el parcial del km 5 al 6. Un detalle es que el avituallamiento fue en plena subida al Campillín, algo que no me convence nada. Yo creo que sería más conveniente o antes o después de la subida. Solo tomé un pequeño sorbo de agua y me eché un poco por la cabeza y fuera. Tras esta parte picando hacia arriba, llegaron unos kilometros favorables con bastante bajada, algo que aunque se va rápido tampoco me gusta mucho correr en descenso. Buenos ritmos hasta el km 8.5 más o menos que tocaba la subida a Conde Toreno, que a esas alturas ya hacía mucho daño (parcial 8-9 en 4:17/km). Otros años se subía solo la mitad y ya costaba, pues hacerla desde abajo todavía más. Los km que quedaban los hice a ritmos de 3’40/km, acabando bastante mejor que otros años. Al final, tras ir remontando posiciones poco a poco desde la salida, acabé en la posición general 142 con un tiempo oficial de 41:03 y real de 40:50. Destacar que el GPS, como es norma, marcó algo más de 10.2 km, y Strava en su cálculo de los mejores parciales, un 19:41 en 5km, y 39:41 en 10 km.

Uno de los objetivos secundarios de la temporada era esta carrera, andar rondando los 4’/km y ver si conseguía bajar de los 40 minutos. Así que considerando mi participación en el duatlón cross de la tarde anterior, el cambio horario y el nuevo recorrido, creo que algo más duro que años anteriores, me considero satisfecho con el resultado. Sin duda que uno de los objetivos del año, que es bajar de 40 min en una prueba de 10 km, podría darse casi por conseguido. La próxima carrera será en Tapia (Carrera As Poleas), el próximo día 12 de abril, y después ya llegará el gran objetivo de la temporada de carreras, la Media Maratón de Gijón. Estos 10 km, bastantes duros, con el resultado que he conseguido, me dejan en buena predisposición para bajar de esa 1h30min en la media, y quizás ser un poco más ambicioso.

Clasificaciones 10 km Oviedo 2014