Garmin Swim, el reloj para nadar

Garmin SwimSegún avanza la ciencia y la tecnología, aparecen nuevos productos que nos ofrecen ciertas funcionalidades que no había anteriormente. Esto es visible en el día a día, y como no, también en temas deportivos. En la actualidad, tenemos una cantidad enorme de dispositivos que nos ofrecen diferentes datos sobre nuestros entrenamientos, los más populares siendo los pulsómetros (con y sin GPS) que utilizan la mayoría de “runners” ahora, los cuentakilómetros de las bicicletas o dispositivos más avanzados como los medidores de potencia para ciclismo. Pues hoy os voy a hablar de uno de estos dispositivos que nos ayuda a tener un mejor control de nuestros entrenamientos y, porqué no, hacerlos también más divertidos, el Garmin Swim, el reloj para hacer un control de tus sesiones de natación en la piscina, que se ha convertido en mi principal accesorio mientras nado.

Este reloj es capaz de detectar la brazada del estilo de natación que estamos practicando y el momento cuando cambiamos de un largo a otro, por lo que es capaz de hacer un seguimiento de nuestros entrenamientos. La tecnología que proporciona esta capacidad es una serie de sensores de movimiento que lleva el reloj, no es un reloj con GPS por lo que no es válido para una sesión de natación en aguas abiertas.

PoolMate, Garmin Swim y Garmin Forerunner 305
PoolMate, Garmin Swim y Garmin Forerunner 305

Contenido de la caja

  • Garmin Swim

Aunque el reloj es básicamente de plástico, parece bastante resistente. Es muy ligero y no muy grande, con lo que se puede utilizar en el día a día como es mi caso ya que es, también, un reloj normal. Posee seis botones, cinco de los cuales son metálicos y se utilizan para diferentes funciones y el botón azul de plástico del lado izquierdo que se utiliza para las ciertas funciones del nado. En cuanto a la batería, es una pila que se puede cambiar en la parte trasera del reloj (duración estimada de un año). Esto tiene sus ventajas respecto a una batería convencional como que el usuario puede cambiarla cuando se acaba o se estropea, no tienes que cargar la batería cada poco, pero también sus desventajas ya que tienes que abrir la tapa y si no lo haces bien, el reloj podría perder la estanqueidad como me pasó con el PoolMate que tenía anteriormente. El precio del Garmin Swim es de 149 € en la tienda oficial y de 129 € en Forum Sport.

  • USB ANT Stick

Conector ANT+ USB para transferir tus entrenamientos al ordenador y subirlos a Garmin Connect. Este conector sirve para otros dispositivos ANT+. Ya lo he probado con la banda de ritmo cardiaco de Garmin o el sensor de velocidad/cadencia para bicicleta del Decathlon. Funciona perfectamente con estos accesorios. Este conector que viene con el Garmin Swim, cuesta 50€ en la tienda oficial por separado, esto es un tercio del precio total del Garmin Swim. Hay que andar con cuidado ya que es pequeño y podemos perderlo.

  • Manuales en diferentes idiomas

Contenido de la caja del Garmin Swim

En la piscina

Hablando ya de su su comportamiento dentro de la piscina mientras nadamos, el Garmin Swim posee todas las opciones más básicas como distancia y tiempo, detección de los diferentes estilos, posibilidad de hacer series/sets/intervalos y la opción de utilizarse en piscinas de diferente tamaño.

Además de estas opciones básicas, el Garmin Swim te muestra otros parámetros como el ritmo cada 100m, el número de brazadas totales y por largo, y el parámetro SWOLF que da información sobre la eficacia del nado. Una opción muy interesante que presenta este reloj es la posibilidad de decirle que estamos haciendo ejercicios de técnica durante un tiempo determinado e indicar la distancia de estos ejercicios. Con ciertos ejercicios de técnica o cuando estamos haciendo pies, el reloj no sería capaz de detectar el nado ya que no estamos realizando brazadas. De esta manera, en la distancia y tiempo finales, los ejercicios de técnica también vendrán incluidos.

Además, el reloj guarda un historial de los entrenamientos que podemos visualizar en cualquier momento, y te muestra en la pantalla principal la distancia nadada durante la semana, algo que puede ayudarte a motivarte o desmotivarte. Puedes leer sobre todas las opciones en el Manual del Garmin Swim.

Mi experiencia con el reloj ha sido excelente, siempre me ha detectado todos los largos nadados, excepto uno donde hice un nado subacuático de más de 15 metros, y un par de veces me ha detectado la braza como espalda o viceversa, pero han sido sólo casos puntuales. En general funciona muy bien y estoy bastante contento con el reloj, mucho mejor que el PoolMate que tenía antes. Incluso llevar el reloj en la muñeca derecha (yo lo suelo llevar ahí) no presenta ningún inconveniente. Lo único es que lo suelo apretar bastante, aunque sin llegar a hacer daño.

Transferencia de datos

El Garmin Swim sincroniza de forma inalámbrica mediante el protocolo ANT+, gracias al conector USB que viene en la caja, y el software Garmin ANT Agent que funciona tanto en Windows como en Mac OS X. Además, puedes añadir tus datos de Garmin Connect, y si posees conexión a internet, te actualizará tu perfil con los nuevos entrenamientos de manera automática. Tras haberlo configurado, solamente necesitas conectar el USB y en pocos segundos todo estará actualizado.

En Garmin Connect, podemos ver un montón de datos sobre nuestros entrenamientos, como los datos que el reloj muestra, además de poder ver el tiempo y estilo de cada uno de los largos.

GarminConnect_yerga

Por otra parte, el Garmin Swim puede sincronizarse con Endomondo y Strava, aunque solamente mostrará los datos totales de distancia y tiempo. Y, aunque Runkeeper también es capaz de detectar el reloj, los datos subidos solamente marcan el tiempo total.

Resumen

Resumiendo, el Garmin Swim es un buen reloj para controlar tus entrenamientos de natación en piscina, funciona perfectamente para un entrenamiento normal y también más avanzado. Eso sí, se echan en falta algunas opciones más avanzadas, como podría ser que detectara automáticamente los descansos (ahora tienes que pulsar un botón), pero tampoco he visto esta opción en otros relojes. También sería interesante poder tener datos del ritmo cardiaco como parece tener el nuevo PoolMateHR o su alarma por vibración.

Anuncios

Creando rutas de ciclismo con Strava

Una de las cosas que para mi son esenciales en el entrenamiento de ciclismo es la disponibilidad de tener rutas ya preparadas que puedo seguir con el navegador GPS colocado en el manillar de la bicicleta. De esta manera, puedes hacer rutas variadas con diferentes perfiles (más llanas, más montaña), que te lleven diferentes tiempos, y tenerlo todo planeado de antemano.

Para obtener o crear estas rutas existen diferentes aplicaciones tanto de forma online como offline. Por ejemplo, en wikiloc existen una cantidad elevada de rutas compartidas por los usuarios y muchas veces son suficientes para poder usarlas en la bicicleta. Pero en otras ocasiones, quieres tener un mayor control en la ruta y adaptarla a tus necesidades, algo que se puede hacer con Garmin Basecamp, o crearla totalmente de inicio con un programa como Strava.

Strava es una red social deportiva donde puedes ir registrando tus entrenamientos deportivos. Uno de sus puntos fuertes es el ciclismo ya que posee opciones muy entretenidas como los segmentos, que permite tener un control de tiempos de los mejores tramos en las rutas que hagas. Así puedes llevar un historial de las veces que has subido tu puerto favorito y cuando has hecho el menor tiempo.

Últimamente cuando creo rutas para hacer con la bici, lo hago a través de Strava ya que es muy sencillo y al final se pueden exportar en formato GPX para visualizarlas en el GPS. Para crear una ruta con Strava es así de sencillo (tienes que estar registrado en la web):

En la pantalla inicial (Dashboard) hay que seleccionar My Routes. En esta pantalla te saldrán todas las rutas que hayas creado, y la opción para crear una ruta nueva (Create New Route). En este momento aparecerá el mapa para crear la ruta.

Crear rutas Strava 1Crear rutas Strava 2Crear rutas Strava 3

En el mapa que aparecerá para crear la ruta es tan simple como ir seleccionando puntos por donde quieras que la ruta vaya teniendo en cuenta que el primer punto será el inicio y el último será el final. Entre los puntos elegidos, el programa selecciona la carretera más adecuada y va creando la ruta.  Así de fácil.

Crear rutas con Strava 4

En la parte de la izquierda aparece un menú donde existen diferentes opciones como la posibilidad de cambiar el tipo de mapa. Yo siempre utilizo el mapa de terreno ya que permite observar a simple vista las montañas que existen alrededor de la ruta que estás creando. En la parte superior, existen otras opciones como que el programa elija las carreteras más populares o más llanas durante la ruta, o la opción de guardar la ruta cuando hemos terminado. En la parte inferior, te muestra el perfil de la ruta con la distancia total, la elevación total y un tiempo estimado bastante fiable de lo que te costará hacer la ruta completa.

Tras guardar la ruta (Save Route), se puede visualizar y desde allí también exportar el archivo GPX que copiaremos en el navegador para seguir la ruta con la bici. Sin duda es una manera muy fácil y muy rápida de crear diferentes y variadas rutas de ciclismo. He añadido una página al blog con algunas de las rutas que he creado en mi Strava.

Entrenando el segmento de natación – Accesorios

Un buen entrenamiento de natación no solamente se realiza nadando sino que también tienen una gran importancia los ejercicios de técnica. Estos ejercicios se pueden hacer con diferentes accesorios que ayudan a trabajar diferentes facetas de la técnica de natación.

Aunque existen bastantes accesorios que se pueden utilizar en la piscina, yo creo que los cuatro más importantes y los que se deberían emplear cuando se entrena el segmento de natación de un triatlón son los siguientes:

Tabla

El principal objetivo del empleo de la tabla en los entrenamientos es el trabajo de piernas. Aunque en un triatlón no se suele hacer una gran patada de crol ya que es preferible descansar las piernas para los más exigentes segmentos de ciclismo y carrera, teniendo una buena técnica de patada nos permite realizarla lo mejor posible y con el menor gasto de energía. Por tanto, el entrenamiento con tabla también es algo a tener en cuenta y que debemos introducir en nuestra rutina. Existen diferentes tipos de tablas, siendo las más normales las que tienen una geometría rectangular. Las tablas también pueden usarse con otros objetivos, como por ejemplo, colocándola entre las piernas para suplir un pull-bouy teniendo una peor sujeción que éste con lo que nos obliga a tener un mayor control del movimiento.

Tablas de natación
Tablas de natación

Pull-bouy

El pull-bouy es parecido a una tabla pero con una forma geométrica similar a un ocho que permite su agarre con las piernas a diferentes alturas para que no se pueda realizar el batido y posean una mayor flotabilidad. Su principal objetivo es ese, trabajar la brazada del estilo correspondiente sin realizar la patada. Esto nos permite fijarnos totalmente en los movimientos de los brazos para mejorar la técnica. También puede emplearse como una tabla, considerando que al ser más pequeño la flotabilidad es menor.

Sin duda, la tabla y el pull-bouy son los dos accesorios imprescindibles para el entrenamiento de natación y los que yo, personalmente, más utilizo.

Pull-bouy
Pull-bouy

Palas

Las palas son un accesorio donde se introducen las manos para tener una mayor superficie de agarre con el agua. Esta mayor superficie hace que se necesite realizar más fuerza para  conseguir avanzar pero a su vez el avance es mayor. Existen de diferentes tamaños, y aunque todas se emplean para el entrenamiento de fuerza, las más pequeñas serán para ejercicios más técnicos y las mayores el trabajo de fuerza será mayor.

El trabajo con palas es mucho más complejo que el uso de tabla o pull-bouy. Para utilizar palas hay que tener una técnica bastante buena ya que con este trabajo los errores se magnifican, y por tanto, mi recomendación es no utilizarlas a no ser que tengas una buena experiencia y estés seguro que te van a ser beneficiosas. Nunca hay que utilizar las palas solamente porque los nadadores élite utilizan palas. Si lo que quieres es entrenar la fuerza, antes tienes el gimnasio y las gomas, y cuando tengas una buena técnica ya podrías utilizar las palas, poco a poco y empezando por unas pequeñas. Y mi recomendación es que solamente se empleen entrenando crol o espalda, nunca con mariposa y braza.

Palas de natación
Palas

Aletas

Con aletas el empuje de la patada es mucho mayor por lo que su principal objetivo es el avanzar más rápido con un trabajo de piernas más eficiente. A partir de ahí, se pueden entrenar diferentes facetas cuando se están utilizando aletas, ya puede ser técnica, piernas o trabajo aeróbico. Igual que las palas, existen aletas de diferentes tamaños que tienen diferentes ventajas: con las aletas más pequeñas el avance es menor por lo que se puede utilizar para trabajos de velocidad, mientras que aletas más grandes que producen un avance mayor se utilizan más en entrenamiento aeróbico (nadar muchos metros a ritmo constante). Hay que considerar que no es recomendable entrenar con aletas muy grandes ya que pueden producir ciertas lesiones. De la misma manera que las palas, se deben introducir en el entrenamiento en progresión, no podemos hacer 2000m seguidos el primer día, y no hay que intentar hacer la patada de braza con aletas, si entrenas braza con aletas siempre con patada de mariposa.

Aletas de natación
Aletas

Otros accesorios

Existen otros accesorios que se emplean para el entrenamiento de natación, aunque en mi consideración no son tan importantes ni van a producir tantas ventajas como los anteriores en el caso de estar entrenando el segmento de natación de un triatlón que es el objetivo de este blog.

Gomas

Consisten en una goma que se sujeta a algún sitio fijo y que está unida a un cinturón que se coloca el nadador en la cintura, pecho o tobillos. Por lo tanto, la goma va a producir una importante resistencia al nado y el nadador no avanza de su posición. Se suelen utilizar, principalmente, para trabajos aeróbicos intensos. También se pueden utilizar para nadar en piscinas de dimensiones reducidas.

Material de resistencia

Cinturones, bañadores, pullbouys u otro material que poseen un peso superior a lo normal. Por tanto, su empleo resulta en una mayor resistencia al avance por parte del nadador con lo que el gasto energético es mayor. Nunca he entrenado con estos materiales (solamente con mallas normales), por lo que no puedo decir que serían las mejoras específicas, pero creo que para la natación de un triatlón, existen otros materiales más importantes que nos pueden producir una mejora significativa.

Otros

Existen otros accesorios  como los churros, otros flotadores, el tubo de respiración, etc. que se pueden utilizar en la piscina, pero su utilidad técnica y de entrenamiento es muy reducida, según mi punto de vista. Quizás este tipo de flotadores se pueden utilizar más en entrenar el segmento de carrera, ya que los podemos utilizar para correr en la piscina.

Pues estos, son los accesorios que considero más interesantes y que más se emplean en el entrenamiento de natación. Seguramente en la actualidad haya aparecido algún accesorio nuevo que lo utilicen en la natación de élite, pero que desconozco, aunque para entrenar para un triatlón, creo que son más que suficiente los cuatro primeros que comento: tabla, pull-bouy, aletas y palas.

¿Cuáles son los accesorios que más utilizáis en el entrenamiento de natación?