Crónica I Open Máster Asturias de Natación

Con unos días de retraso escribo la Crónica del I Open Máster de Asturias de Natación, una especie de Campeonatos de Asturias Máster muy descafeinados, ya que como no tenemos Federación Asturiana de Natación no hay campeonatos. El Open se celebró la tarde del sábado 31 de mayo y la mañana del domingo 1 de junio. Hubo muy poca participación por parte de los clubs ya que las condiciones económicas impuestas por la delegación de la RFEN eran muy exigentes. En primer lugar había que pagar 1€ por cada prueba que te inscribieras, y además el gasto total que haya tenido el Open va a ser repartido entre todos los participantes, así que con unos 70 participantes podría salir bastante caro. Además, creo que había multas de 10€ por las bajas de cada participante, algo que no me parece que sea muy justo, especialmente en la categoría máster. Con todo eso, la participación fue escasa (alrededor de esos 70 participantes en los dos días), en incluso hubo clubs enteros que no participaron.

Delegación asturiana RFEN

La primera de mis pruebas del sábado eran los 200 estilos individual. Creo que salí bastante bien los primeros 50 metros de mariposa, pasando en un tiempo de 37.05. Quizás más rápido de lo debido, pero es difícil nadar mariposa despacio además siendo el comienzo de la prueba. Los siguientes 50m a espalda los hice en 45″, aguantando el ritmo y nadando bastante cómodo. La parte de braza apreté algo más ya que me iba acercando a los primeros de la serie y acabé haciéndolo en 49″, y esto me dejó algo tocado para los últimos metros a crol que sólo pude hacerlo en unos 44″ para acabar la prueba en 2:55. El tiempo no me dejó mal sabor de boca, pero quizás regulando podría haberme acercado a los 2:50.

Con poco descanso ya que las pruebas pasaban bastante rápido, disputé los 50 espalda. Hice una buena prueba, pero quedé con la sensación de que no conseguí agarrar suficiente agua para moverme, y acabé la prueba sin cansancio muscular, que aunque sea sólo un 50, también deberías sufrir. La razón podría haber sido que intenté mover una cadencia alta de brazadas y así no me fijo mucho en la técnica y no agarro agua. Al final 37.32 que es unas décimas menos que el tiempo anterior que tenía, aunque creo que puedo estar en 36″ con facilidad.

Al día siguiente solamente tenía una prueba individual, los 100 braza, y la posta de 50 espalda del relevo 4×50 estilos. Los 100 braza me los tomé con calma y con la táctica de salir fuerte el primer 25, deslizar bastante hasta los 75, y acabar fuerte el último 25. Pasé el primer 50 por 42.83, pero conseguí aguantar bastante bien el segundo 50 con 45.57 para acabar la prueba en 1:28.40, que es un segundo mejor que mi anterior tiempo de meses atrás. Acabé contento con el tiempo, porque no había entrenado mucho la braza en los últimos meses, y es un buen tiempo para tener de referencia para la próxima temporada. La posta de 50 espalda del relevo la hice en un tiempo similar al día anterior (37.48), que considerando el cansancio de los dos días, puedo estar satisfecho.

Está claro que son tiempos ya relativamente aceptables y que ir mejorando desde aquí va a ser difícil y se necesitan entrenamientos más duros. La próxima temporada será un punto de inflexión para ver hasta dónde podría llegar ya que esta ha sido básicamente para tener la constancia de los entrenamientos de natación que hasta septiembre no había tenido, y tener fondo en la natación es algo que se nota mucho, incluso en competiciones cortas.

La próxima competición de piscina será la última de la temporada el Trofeo Nadador Completo del Olymaster en piscina de 50m, dónde se nadarán los cuatro 50. Será exigente pero tengo ganas de ver como me desenvuelvo en la piscina olímpica que eran mis competiciones preferidas en mi época anterior.

Clasificación I Open Máster de Asturias de Natación

Anuncios