Garmin Swim, el reloj para nadar

Garmin SwimSegún avanza la ciencia y la tecnología, aparecen nuevos productos que nos ofrecen ciertas funcionalidades que no había anteriormente. Esto es visible en el día a día, y como no, también en temas deportivos. En la actualidad, tenemos una cantidad enorme de dispositivos que nos ofrecen diferentes datos sobre nuestros entrenamientos, los más populares siendo los pulsómetros (con y sin GPS) que utilizan la mayoría de “runners” ahora, los cuentakilómetros de las bicicletas o dispositivos más avanzados como los medidores de potencia para ciclismo. Pues hoy os voy a hablar de uno de estos dispositivos que nos ayuda a tener un mejor control de nuestros entrenamientos y, porqué no, hacerlos también más divertidos, el Garmin Swim, el reloj para hacer un control de tus sesiones de natación en la piscina, que se ha convertido en mi principal accesorio mientras nado.

Este reloj es capaz de detectar la brazada del estilo de natación que estamos practicando y el momento cuando cambiamos de un largo a otro, por lo que es capaz de hacer un seguimiento de nuestros entrenamientos. La tecnología que proporciona esta capacidad es una serie de sensores de movimiento que lleva el reloj, no es un reloj con GPS por lo que no es válido para una sesión de natación en aguas abiertas.

PoolMate, Garmin Swim y Garmin Forerunner 305
PoolMate, Garmin Swim y Garmin Forerunner 305

Contenido de la caja

  • Garmin Swim

Aunque el reloj es básicamente de plástico, parece bastante resistente. Es muy ligero y no muy grande, con lo que se puede utilizar en el día a día como es mi caso ya que es, también, un reloj normal. Posee seis botones, cinco de los cuales son metálicos y se utilizan para diferentes funciones y el botón azul de plástico del lado izquierdo que se utiliza para las ciertas funciones del nado. En cuanto a la batería, es una pila que se puede cambiar en la parte trasera del reloj (duración estimada de un año). Esto tiene sus ventajas respecto a una batería convencional como que el usuario puede cambiarla cuando se acaba o se estropea, no tienes que cargar la batería cada poco, pero también sus desventajas ya que tienes que abrir la tapa y si no lo haces bien, el reloj podría perder la estanqueidad como me pasó con el PoolMate que tenía anteriormente. El precio del Garmin Swim es de 149 € en la tienda oficial y de 129 € en Forum Sport.

  • USB ANT Stick

Conector ANT+ USB para transferir tus entrenamientos al ordenador y subirlos a Garmin Connect. Este conector sirve para otros dispositivos ANT+. Ya lo he probado con la banda de ritmo cardiaco de Garmin o el sensor de velocidad/cadencia para bicicleta del Decathlon. Funciona perfectamente con estos accesorios. Este conector que viene con el Garmin Swim, cuesta 50€ en la tienda oficial por separado, esto es un tercio del precio total del Garmin Swim. Hay que andar con cuidado ya que es pequeño y podemos perderlo.

  • Manuales en diferentes idiomas

Contenido de la caja del Garmin Swim

En la piscina

Hablando ya de su su comportamiento dentro de la piscina mientras nadamos, el Garmin Swim posee todas las opciones más básicas como distancia y tiempo, detección de los diferentes estilos, posibilidad de hacer series/sets/intervalos y la opción de utilizarse en piscinas de diferente tamaño.

Además de estas opciones básicas, el Garmin Swim te muestra otros parámetros como el ritmo cada 100m, el número de brazadas totales y por largo, y el parámetro SWOLF que da información sobre la eficacia del nado. Una opción muy interesante que presenta este reloj es la posibilidad de decirle que estamos haciendo ejercicios de técnica durante un tiempo determinado e indicar la distancia de estos ejercicios. Con ciertos ejercicios de técnica o cuando estamos haciendo pies, el reloj no sería capaz de detectar el nado ya que no estamos realizando brazadas. De esta manera, en la distancia y tiempo finales, los ejercicios de técnica también vendrán incluidos.

Además, el reloj guarda un historial de los entrenamientos que podemos visualizar en cualquier momento, y te muestra en la pantalla principal la distancia nadada durante la semana, algo que puede ayudarte a motivarte o desmotivarte. Puedes leer sobre todas las opciones en el Manual del Garmin Swim.

Mi experiencia con el reloj ha sido excelente, siempre me ha detectado todos los largos nadados, excepto uno donde hice un nado subacuático de más de 15 metros, y un par de veces me ha detectado la braza como espalda o viceversa, pero han sido sólo casos puntuales. En general funciona muy bien y estoy bastante contento con el reloj, mucho mejor que el PoolMate que tenía antes. Incluso llevar el reloj en la muñeca derecha (yo lo suelo llevar ahí) no presenta ningún inconveniente. Lo único es que lo suelo apretar bastante, aunque sin llegar a hacer daño.

Transferencia de datos

El Garmin Swim sincroniza de forma inalámbrica mediante el protocolo ANT+, gracias al conector USB que viene en la caja, y el software Garmin ANT Agent que funciona tanto en Windows como en Mac OS X. Además, puedes añadir tus datos de Garmin Connect, y si posees conexión a internet, te actualizará tu perfil con los nuevos entrenamientos de manera automática. Tras haberlo configurado, solamente necesitas conectar el USB y en pocos segundos todo estará actualizado.

En Garmin Connect, podemos ver un montón de datos sobre nuestros entrenamientos, como los datos que el reloj muestra, además de poder ver el tiempo y estilo de cada uno de los largos.

GarminConnect_yerga

Por otra parte, el Garmin Swim puede sincronizarse con Endomondo y Strava, aunque solamente mostrará los datos totales de distancia y tiempo. Y, aunque Runkeeper también es capaz de detectar el reloj, los datos subidos solamente marcan el tiempo total.

Resumen

Resumiendo, el Garmin Swim es un buen reloj para controlar tus entrenamientos de natación en piscina, funciona perfectamente para un entrenamiento normal y también más avanzado. Eso sí, se echan en falta algunas opciones más avanzadas, como podría ser que detectara automáticamente los descansos (ahora tienes que pulsar un botón), pero tampoco he visto esta opción en otros relojes. También sería interesante poder tener datos del ritmo cardiaco como parece tener el nuevo PoolMateHR o su alarma por vibración.

Anuncios

7 thoughts on “Garmin Swim, el reloj para nadar

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Sara 19/12/2015 / 10:13

    Es compatible con windows 10?

  3. Alfonso 31/01/2016 / 17:44

    muchas gracias por tus comentarios me ayudan a tomar la decision de comprarlo. Pregunta: la banda cardiaca para natación se compra por aparte?, y si se compra por aparte puede servir de otra marca?

    • yerga 31/01/2016 / 20:08

      Hola Alfonso, el Garmin Swim no soporta datos de pulsaciones, por lo que no se puede utilizar con una banda cardíaca.

  4. Maria Jos 14/05/2016 / 22:45

    Buenas noches, compre un garmin swim la semana pasada y estoy encantada.pero no me conecta al ordenador (windows xp), el USB ant+ no me lo reconoce y soy incapaz de sincronizar, no quiero devolverlo.
    En la tablet o móvil samsung galaxy s5 neo tampoco me va.

    Un saludo

    • Pepo 15/01/2017 / 11:52

      Has probado a quitar el ahorro de bateria del reloj?¿ a mi me pasaba lo mismo y hasta que no lo desconecté no sincronizaba.Suerte

  5. Sergio 07/09/2016 / 05:28

    Le entro agua a mi Garmin swim. Ya no sirve mas?

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s