Normas no escritas en la piscina

¿Te imaginas que cuando vas corriendo o en bici, se te cruce gente de repente o te ocupen todo el sitio y tengas que interrumpir tu avance? ¿No, verdad? Pues esto mientras estás nadando en la piscina es el pan de cada día. Aunque existen unas normas básicas en cada piscina (comportamiento, higiene), existen muchas otras normas no escritas que solamente los nadadores más experimentados conocen. No está de más divulgarlas de vez en cuando para la gente que no las conoce. Algunas de estas son:

Piscina con nadadores

  • AL NADAR. En la piscina se nada por tu derecha ya que cada calle está dividida en dos sentidos de ida y vuelta. Debes nadar por tu derecha cercano a la corchera para favorecer el nado de otras personas en la misma calle. Solamente puedes nadar por el centro en el caso de estar solo. Cuando seáis dos nadadores podéis nadar en paralelo si estáis de acuerdo, pero no es lo más conveniente. Si hay más nadadores, se debe nadar de la manera normal, por la derecha. No deberías pararte en otro lugar que no sea el muro, si tienes algún problema (no grave), intenta llegar hasta allí nadando.

Nadar por la derecha en la piscina

  • QUÉ CALLE ELEGIR. En algunas piscinas existen calles específicas para diferentes velocidades, utiliza la que mejor se ajuste a ti pero sé honesto con tu velocidad. En otras piscinas no existe esta diferenciación en las calles, pero lo normal es que las calles centrales son para los más rápidos y las calles de los extremos para los más lentos. Si la gente no cumple con un orden definido de calles, al menos, entra en la calle donde tu nivel sea similar a los que estén nadando.
  • AL ENTRAR. Cuando entras en una calle en la que hay gente nadando, nunca interrumpas, y espera un poco de tiempo en el muro hasta que los nadadores que están en la calle te hayan visto y sepan que vas a nadar allí. 
  • EN EL MURO. Cuando estás nadando en la misma calle con otros nadadores y llegas al muro, nunca lo hagas por el medio, siempre por la derecha y si no vas a hacer el volteo normal, mira que ningún nadador esté cerca y muévete rápidamente hacia el otro lado para salir en sentido contrario por tu derecha. Si hay algún nadador más rápido que se acerque, déjale espacio para hacer el volteo. Si vas a descansar, hazlo en la parte derecha del sentido en el que vas a volver a salir después. Cuando salgas, no lo hagas justo cuando va a llegar un nadador más rápido.
  • ADELANTAMIENTOS. Se hacen por la izquierda del nadador que quieres adelantar. Si solamente sois dos en la calle, no hay problema, pero si sois más, hay que tener mucho cuidado de donde se encuentren los otros nadadores, y la velocidad a la que vayan ellos y tú vayas a adelantar (intenta que siempre sea lo más rápido posible y que el adelantamiento dure lo menos posible). Evita por todos los medios cualquier choque con otro nadador. Otra norma no escrita es que si alguien te toca los pies es que quiere adelantar y deberías facilitárselo (siempre en el muro, no te pares en medio), pero en este caso hay controversia, ya que esto puede parecer de mala educación.
  • ACCESORIOS. Si no hay una calle específica para el uso de accesorios “peligrosos” como aletas y palas, utilízalas cuando solamente estés solo en la calle o si el socorrista te permite hacerlo. No está de más preguntarle por si tienes dudas de si puedes usarlas o no. Con otros accesorios como la tabla, no hay peligro, pero normalmente las series de pies son más lentas, por lo que busca una calle en la que no molestes a esa velocidad.
  • Si alguien no cumple las normas y sucede algún incidente, coméntaselo de buena manera, no te enfades ya que no sirve para nada. Si se enfada él por comentárselo, no entres al trapo, sigue siendo educado.

Seguro que me he olvidado alguna de las convenciones más empleadas al realizar natación en piscina, pero este post es un principio para elaborar una lista de normas no escritas. ¿Cuál es tu opinión sobre estas normas? ¿Conoces alguna otra? ¿Qué añadirías? ¡Comenta!

Anuncios

Garmin Swim, el reloj para nadar

Garmin SwimSegún avanza la ciencia y la tecnología, aparecen nuevos productos que nos ofrecen ciertas funcionalidades que no había anteriormente. Esto es visible en el día a día, y como no, también en temas deportivos. En la actualidad, tenemos una cantidad enorme de dispositivos que nos ofrecen diferentes datos sobre nuestros entrenamientos, los más populares siendo los pulsómetros (con y sin GPS) que utilizan la mayoría de “runners” ahora, los cuentakilómetros de las bicicletas o dispositivos más avanzados como los medidores de potencia para ciclismo. Pues hoy os voy a hablar de uno de estos dispositivos que nos ayuda a tener un mejor control de nuestros entrenamientos y, porqué no, hacerlos también más divertidos, el Garmin Swim, el reloj para hacer un control de tus sesiones de natación en la piscina, que se ha convertido en mi principal accesorio mientras nado.

Este reloj es capaz de detectar la brazada del estilo de natación que estamos practicando y el momento cuando cambiamos de un largo a otro, por lo que es capaz de hacer un seguimiento de nuestros entrenamientos. La tecnología que proporciona esta capacidad es una serie de sensores de movimiento que lleva el reloj, no es un reloj con GPS por lo que no es válido para una sesión de natación en aguas abiertas.

PoolMate, Garmin Swim y Garmin Forerunner 305
PoolMate, Garmin Swim y Garmin Forerunner 305

Contenido de la caja

  • Garmin Swim

Aunque el reloj es básicamente de plástico, parece bastante resistente. Es muy ligero y no muy grande, con lo que se puede utilizar en el día a día como es mi caso ya que es, también, un reloj normal. Posee seis botones, cinco de los cuales son metálicos y se utilizan para diferentes funciones y el botón azul de plástico del lado izquierdo que se utiliza para las ciertas funciones del nado. En cuanto a la batería, es una pila que se puede cambiar en la parte trasera del reloj (duración estimada de un año). Esto tiene sus ventajas respecto a una batería convencional como que el usuario puede cambiarla cuando se acaba o se estropea, no tienes que cargar la batería cada poco, pero también sus desventajas ya que tienes que abrir la tapa y si no lo haces bien, el reloj podría perder la estanqueidad como me pasó con el PoolMate que tenía anteriormente. El precio del Garmin Swim es de 149 € en la tienda oficial y de 129 € en Forum Sport.

  • USB ANT Stick

Conector ANT+ USB para transferir tus entrenamientos al ordenador y subirlos a Garmin Connect. Este conector sirve para otros dispositivos ANT+. Ya lo he probado con la banda de ritmo cardiaco de Garmin o el sensor de velocidad/cadencia para bicicleta del Decathlon. Funciona perfectamente con estos accesorios. Este conector que viene con el Garmin Swim, cuesta 50€ en la tienda oficial por separado, esto es un tercio del precio total del Garmin Swim. Hay que andar con cuidado ya que es pequeño y podemos perderlo.

  • Manuales en diferentes idiomas

Contenido de la caja del Garmin Swim

En la piscina

Hablando ya de su su comportamiento dentro de la piscina mientras nadamos, el Garmin Swim posee todas las opciones más básicas como distancia y tiempo, detección de los diferentes estilos, posibilidad de hacer series/sets/intervalos y la opción de utilizarse en piscinas de diferente tamaño.

Además de estas opciones básicas, el Garmin Swim te muestra otros parámetros como el ritmo cada 100m, el número de brazadas totales y por largo, y el parámetro SWOLF que da información sobre la eficacia del nado. Una opción muy interesante que presenta este reloj es la posibilidad de decirle que estamos haciendo ejercicios de técnica durante un tiempo determinado e indicar la distancia de estos ejercicios. Con ciertos ejercicios de técnica o cuando estamos haciendo pies, el reloj no sería capaz de detectar el nado ya que no estamos realizando brazadas. De esta manera, en la distancia y tiempo finales, los ejercicios de técnica también vendrán incluidos.

Además, el reloj guarda un historial de los entrenamientos que podemos visualizar en cualquier momento, y te muestra en la pantalla principal la distancia nadada durante la semana, algo que puede ayudarte a motivarte o desmotivarte. Puedes leer sobre todas las opciones en el Manual del Garmin Swim.

Mi experiencia con el reloj ha sido excelente, siempre me ha detectado todos los largos nadados, excepto uno donde hice un nado subacuático de más de 15 metros, y un par de veces me ha detectado la braza como espalda o viceversa, pero han sido sólo casos puntuales. En general funciona muy bien y estoy bastante contento con el reloj, mucho mejor que el PoolMate que tenía antes. Incluso llevar el reloj en la muñeca derecha (yo lo suelo llevar ahí) no presenta ningún inconveniente. Lo único es que lo suelo apretar bastante, aunque sin llegar a hacer daño.

Transferencia de datos

El Garmin Swim sincroniza de forma inalámbrica mediante el protocolo ANT+, gracias al conector USB que viene en la caja, y el software Garmin ANT Agent que funciona tanto en Windows como en Mac OS X. Además, puedes añadir tus datos de Garmin Connect, y si posees conexión a internet, te actualizará tu perfil con los nuevos entrenamientos de manera automática. Tras haberlo configurado, solamente necesitas conectar el USB y en pocos segundos todo estará actualizado.

En Garmin Connect, podemos ver un montón de datos sobre nuestros entrenamientos, como los datos que el reloj muestra, además de poder ver el tiempo y estilo de cada uno de los largos.

GarminConnect_yerga

Por otra parte, el Garmin Swim puede sincronizarse con Endomondo y Strava, aunque solamente mostrará los datos totales de distancia y tiempo. Y, aunque Runkeeper también es capaz de detectar el reloj, los datos subidos solamente marcan el tiempo total.

Resumen

Resumiendo, el Garmin Swim es un buen reloj para controlar tus entrenamientos de natación en piscina, funciona perfectamente para un entrenamiento normal y también más avanzado. Eso sí, se echan en falta algunas opciones más avanzadas, como podría ser que detectara automáticamente los descansos (ahora tienes que pulsar un botón), pero tampoco he visto esta opción en otros relojes. También sería interesante poder tener datos del ritmo cardiaco como parece tener el nuevo PoolMateHR o su alarma por vibración.

Ranking Natación Máster RFEN 2013

Piscina de competiciónLa Real Federación Española de Natación (RFEN) ha publicado los ranking de tiempos de todo el año 2013 de la categoría Máster por grupos de edades, tanto en piscina corta (25 m) como en piscina larga (50 m).

En mi caso, aparezco en la categoría 25-29 ya que esa era mi categoría durante 2013 (mientras que en este año ya pertenezco a la categoría 30-34). Aparezco tanto en las pruebas en las que participé como en las distancias de paso de estas pruebas, tanto en el Trofeo Máster de Avilés, como en el Trofeo Máster CNCO: 50E (por los relevos y paso del 100E y 200E), 50M (paso del 100M), 50B (paso del 100B), 100E, 100M, 100B y 200E.

Mis tiempos y posiciones en el ranking 2013 son los siguientes:

Mi ranking RFEN 2013

Como veis no son unas posiciones muy destacadas, ya que es una categoría con bastante nivel, hay muchos nadadores que hace poco estaban en categoría absoluta, y además, mis tiempos tampoco son muy buenos ya que comencé a entrenar más o menos en serio en el mes de septiembre. Pero son una buena referencia para años posteriores y ver como mi rendimiento va en aumento o no.

Ranking RFEN 25-29 p25-2013

Crónica XI Oly Master – 25 (2014)

XI OLY MASTER

El pasado sábado día 11 de enero se disputó el XI Oly Master en piscina de 25 metros en la piscina del  Club Natación Santa Olaya. Fue una competición con bastantes pruebas y nadadores, con la participación de numerosos equipos de Asturias y de fuera. La primera sesión, por la mañana, constó de las pruebas de fondo (1500 y 800L), mientras que la sesión vespertina ya tuvo mayor variedad con 400EI, 100E, 100B, 200M, 100EI, 200L, 200EI y relevos mixtos de 4x50L (+80, +120, +160).

Por mi parte, participé en las pruebas de 100EI, 200L y en el relevo mixto categoría +120. Llegaba con poco entrenamiento de natación durante el período navideño, y las pocas sesiones que había hecho me había encontrado bastante pesado. Además, esta última semana había estado haciendo sesiones normales de carrera, natación, gimnasio y elíptica, con lo que llegaba sin descanso y con algunas agujetas por la vuelta al gimnasio. Por eso, llegaba con poca confianza a la competición, pero al final, no salió del todo mal.

100 m estilos

Tras el calentamiento me sentía bastante bien, y el objetivo principal de esta competición eran estos 100EI y todo lo que fuera bajar del 1:20. Primeros 50m con buenas sensaciones y pasando en un buen tiempo (37.00), aunque creo que puedo tener una espalda algo más rápida de lo que estoy consiguiendo hacer. En la braza me sentí bastante bien, pero solamente pude hacer algo más de 21″, acabando el crol en 19″ largo-20″ corto. Tanto la parte de espalda, como la braza y el crol, son mejorables, y especialmente los virajes en los que no estuve muy bien. Con todo esto, un tiempo final de 1:18.75, que está bastante bien, y muestra como voy avanzando poco a poco en la natación. Para bajar de estos tiempos ya hay que andar bastante, y entrenar duro, pero creo que voy por la senda correcta.

200 m libre

Tras los 100 estilos acabé bastante fatigado. La verdad que con el calor que suele hacer en las piscinas climatizadas me cuesta bastante recuperar tras la primera prueba. Supongo que me acabaré acostumbrando. Además, solamente pasaron unos 20 minutos entre mi serie del 100EI y la del 200L, por lo que podría haber estado algo mejor con un poco más de tiempo de descanso. Comencé la prueba y ya notaba que no andaba muy fino, por lo que intenté controlar el ritmo y no lanzarme mucho. De todas formas, siempre acabo saliendo más rápido de lo que debería, pasando el 50 en 35.5, y el 100 en 1:15. No fue un mal paso, pero el segundo 100, se me fue hasta 1:24, haciendo un tiempo final de 2:39. Aunque el cansancio era mayor en esa segunda parte, en el agua no me parecía que fuera tanta la diferencia con el primer 100. Pero bueno, un 2:39 en 200L me deja un buen sabor de boca, viendo las circunstancias, y pensando en el futuro.

Relevo 4×50 m libre

Para acabar, tras hacer unos metros de relajación, hice la segunda posta del relevo 4x50L mixto con el equipo Ovimaster en la categoría +120. La verdad que me sentí mejor de lo que esperaba, y mejor que en las pruebas anteriores, aunque en tan poco tiempo casi no te da tiempo a nada. En la salida, por asegurar, perdí algo de tiempo, quizás toda la ventaja que ganas con una salida lanzada en un relevo. Al final, un tiempo de 30.45, que me deja bastante contento, especialmente, por mi crol bastante malo y la poca fuerza que todavía tengo para este tipo de pruebas. Relevo que el equipo Ovimaster acabamos en una meritoria segunda posición, tras el Santa Olaya.

RESULTADOS XI OLY MASTER-25 2014

Bastante contento con el rendimiento en esta competición, aunque para ser más competitivo debería mejorar tanto en la salida como en los virajes, y entrenar más la fuerza para aguantar mejor las segundas partes de las pruebas. La próxima competición ya será dentro de tres semanas, también en Gijón, el III TROFEO MASTER GIJÓN DEPORTE. Nos vemos allí.

Objetivos del 2014

Objetivos checklistCon el comienzo de un nuevo año siempre nos proponemos nuevos retos y objetivos, y algunos de esos objetivos para los tantos deportistas populares que hay en la actualidad, están relacionados con nuestros deportes favoritos. Para mucha gente estos propósitos de comienzo de año no duran mucho tiempo, pero yo creo que es una buena idea hacerlos siempre y cuando se acompañen de un plan para poder cumplirlos y no vale sólo con decirlo de palabra. Una pequeña parte de ese plan podría ser escribir tus objetivos para tenerlos presentes en cualquier momento y ver lo que vamos realizando y lo que no. Pues para cumplir con el ejemplo, aquí van mis objetivos deportivos para el nuevo año 2014, divididos en dos partes: objetivos de entrenamiento y objetivos de competiciones.

2014 deportivo

ENTRENAMIENTO

Ciclismo: 1200 km

Me he propuesto un objetivo de entrenamiento de ciclismo bastante factible, 1200 km, que sería una media de 100 km al mes. Con esto lo que pretendo es no tener un objetivo muy complicado para ir cogiendo la bicicleta de carretera con más asiduidad e ir mejorando poco a poco. Antes que ponerme a hacer kilómetros como un loco prefiero ir mejorando el control de la bicicleta y mi habilidad técnica, ya que por ahora deja mucho que desear. Por lo que llevo hasta ahora, he comprobado como para hacer largas distancias sólo se necesita tener buenas piernas, pero para saber tomar las curvas, hacer buenos descensos, arrancadas, circular en grupos y diferentes cuestiones técnicas que son muy importantes en las competiciones son más complejas y necesitan un entrenamiento más específico y en esos casos las largas distancias (resistencia) no son la clave.

Atletismo: 550 km

Se puede decir que el año pasado volví a correr más frecuentemente que en 2012 (un año bastante malo en este sentido), y aunque no llegué a los 590 km de 2011, acabé el año haciendo en total 480 km y en un buen estado de forma. Para este año 2014, el objetivo de entrenamiento no es más que seguir aumentando esta distancia hasta llegar como mínimo a los 550 km. No es un gran aumento, pero prefiero hacerlo así para ir controlando la periostitis. Pretendo mejorar la resistencia durante este año, que me permita poder correr a ritmos altos para mi (menos de 4’/km) durante la mayor distancia posible, aunque está claro que solamente haciendo dos sesiones de carrera a la semana va a ser muy importante tanto el ciclismo como la natación.

Natación: 250 km

El año 2013 pasará a la historia como el año en el que volví a sentirme nadador y comencé a entrenar la natación más en serio desde que volví a nadar en 2010, después de 10 años sin hacerlo. He pasado de nadar 44, 31 y 79 km en 2010, 2011 y 2012, respectivamente, a nadar 152 km en 2013. El cambio ha sido bastante grande y mi estado físico ha sido notablemente mejor que años anteriores, creo que debido a esta diferencia en la natación. Además, he comenzado a competir, tanto en travesías como en competiciones de piscina, por lo que la motivación solamente ha ido a más con el paso del año. Para el 2014, quiero ir un poco más allá, seguir aumentando el entrenamiento de natación hasta llegar a los 250 km nadados.

Liderazgo deportivo

COMPETICIONES

Carreras populares

Aunque espero participar en algunas carreras más (Puerto Vega-Navia o la Media de Avilés), las que van a ser mi principal objetivo durante este 2014 serán:

  • Media Maratón de Gijón (3 Mayo): sin duda este es el gran objetivo de la primera parte del año, estoy empezando a prepararla ya desde comienzo del año, serán cuatro meses en los que solamente haré dos sesiones de carrera a la semana, una de las cuales será de rodaje suave y la otra sesión de más calidad, ya sean salidas a ritmos altos o días de series (cortas o largas). Empezaré con semanas de 10-12 km hasta llegar a 20-22 km, exceptuando dos semanas de 28-30 km en los que tengo planeado rodajes más largos. Como veis no es una gran cantidad de kilómetros. Durante estos primeros meses, haré al menos una sesión de elíptica como complemento para ganar resistencia aeróbica.  Aunque hablaré más sobre este plan en un post propio. Mi objetivo para esta carrera es bajar de 1h30min, a partir de ahí ya veremos hasta donde se puede bajar.
  • 10 km de Oviedo (Abril?): aunque no hay una fecha definitiva creo que esta prueba se disputará unas semanas antes de la Media de Gijón, por lo que será un gran test para ver como me encuentro. No la prepararé específicamente, pero el objetivo si estoy en condiciones será bajar de 40 minutos. Mi idea es correr a 4’/km durante la mayor parte del recorrido, y luego ver si puedo cambiar en los últimos kilómetros.
  • Carrera a Llaranes (Julio?): la carrera popular de mi barrio será uno de los retos del año, aunque todavía no hay fecha ni confirmación de que se vaya a organizar. Una carrera de 5 km por las calles por dónde has andado tantos años, siempre hace mucha ilusión, y si el año 2013 acabé con 21’20, en 2014, si todo va como debería, espero bajar de los 19 minutos.
  • San Silvestre de Avilés (31 diciembre): una vez más la San Silvestre de Avilés será la prueba con la que acabe el año, y el objetivo será mejorar el resultado hecho este año y estar lo más cerca posible de los 20 minutos.

Travesías de natación

Este año intentaré participar en más travesías de natación, ya que son pruebas que me gustan mucho y aunque nadar a crol no sea mi favorito, estas pruebas también me darán algo de experiencia para el segmento de natación de los triatlones en los que participe.

  • Travesía de Celoriu (Julio?): en esta travesía debuté el año pasado y me gustó tanto que este año espero prepararla específicamente, entrenando la natación para llegar a esta fecha en las mejores condiciones posibles.

Triatlón

El debut en Triatlón será mi mayor objetivo del año, pretendo ser competitivo pero tampoco me pongo una meta más exigente, debutar y pasarlo bien en la competición.

  • Triatlón de Corvera (22 Junio): espero que este triatlón sea mi debut en el mundillo, sin más pretensiones que participar y hacerlo bien. Juego en casa, ya que tantos años viviendo cerca de Corvera me permiten conocer el recorrido, e incluso he nadado en el pantano de Trasona alguna vez.
  • Triatlón de Luanco (21 Septiembre): segundo triatlón en el que espero participar ya al final de la temporada, y en el que espero mejorar lo que hice en Corvera y subsanar los errores que haya podido cometer en el debut.
  • Acuatlón (19 Julio): en el calendario de la federación asturiana aparece esta prueba sin más detalles, por lo que todavía está por ver como será y de qué distancia constará. Pero bueno, el Acuatlón es una prueba que me gusta mucho y que prepararé a conciencia en cuánto se conozcan más detalles.

Básicamente, estos serán los objetivos principales del año 2014. Creo que son objetivos razonables que puedo cumplir, siempre y cuando las cosas salgan como tenemos planeadas. Está claro que siempre pueden surgir complicaciones que pongan en peligro alguno de estos objetivos, pero también hay que saber improvisar en esos momentos, encontrar nuevos objetivos diferentes o más fáciles que nos devuelvan la motivación que podríamos haber perdido en ese período.